Montar una Radio
     
Imagen
 
AymaraDigital | Nosotros | Servicios | Automatización Radial | La Radio desde cero | Montar una Radio | Nuestros Proyectos | Noticias| Enlaces
 
Montar una Radio

   
 
Imagen
Equipos de Alta Frecuencia 2da parte.
1. Equipo transmisor
Es el alma de la radio. El encargado de procesar la señal que llega desde los estudios y amplificarla.

Hay de dos tipos. Los más antiguos que son de válvulas (también llamados de tubos) y los modernos de transistores (estado sólido). De los primeros ya casi nadie vende, pero aún quedan muchos funcionando en varias radios, sobre todo de AM.

La potencia del transmisor determinará la cantidad de señal que vamos a irradiar. Aunque el área de cobertura de la señal no dependerá solamente de dicha potencia, pues también influye el tipo de antena, la altura de la torre y su ubicación.

Las potencias van desde los 10 watts hasta los 5 y 10 Kilowatios, incluso más potencia acoplando transmisores.

Aunque existen transmisores “caseros”, si puedes invertir en uno de marca será mucho mejor. Siempre tendrás mayor garantía. De nada sirve hacer unas buenas producciones si luego el transmisor falla constantemente y no salen al aire. Aunque para empezar y si andas corto de plata, una buena opción es construirlo con tus propias manos.

En América Latina se comercializan bastante los OMB, RVR, Seratel, los tradicionales Nautel y Harris o las fabricaciones locales como la chilena Sender o la argentina Mafer.

Si estás pensando en comprar un transmisor, pregunta si se puede adaptar para emitir digitalmente. La Radio Digital llega y hay que estar preparados.
Imagen
Torre y Antena.
2. Torre y Antena
Mucha gente confunde la torre o mástil con la antena de transmisión.

Las torres son el soporte metálico donde colocamos las antenas propiamente dichas que están conectadas al transmisor por un cable llamado coaxial.

En las FM hay antenas de diferentes tipos, pero las más usadas son los dipolos. Se pueden colocar en una pequeño mástil o incluso encaramarlas en lo alto de un campanario.

Con las antenas de AM la cosa no es tan sencilla. La antena es un largo cable que sube amarrado a la torre. Este cable tiene que estar unido a la tierra donde se meten otros cables estirados y horizontales llamados radiales. La altura de la antena y la torre dependerá de la frecuencia en la que vayas a transmitir, pero serán al menos unos 50 metros.

No se te olvide colocar en la punta de la torre las balizas y el pararrayos. Las primeras son las luces rojas que indican la altura de la torre, para que ningún piloto despistado se la lleve con su avión.

El pararrayos debe estar conectado a un pozo de tierra en la base de la torre tanto en AM como en FM. Estos pozos se construyen para soportar todas las descargas eléctricas y que no sufra el transmisor.

Si tienes la mala suerte de que un rayo caiga sobre la torre y el pararrayos no esté funcionando bien… ¡puedes ir haciendo una colecta para comprar otro porque el tuyo, con toda seguridad, estará chamuscado!

NOTA: Refrigeración
Los transmisores, sobre todo los de mayor potencia, consumen mucha energía. Dicha energía la transforman en radiofrecuencia, es decir, en ondas de radio. Esto provoca que los equipos generen demasiado calor. Por eso, es fundamental que el lugar donde se encuentre ubicado el transmisor esté bien refrigerado con aire acondicionado.
Imagen
Radio Enlace.
3. Radio Enlace
Por lo general, los centros de transmisiones no están junto a los estudios. En la mayoría de los casos se colocan fuera de la ciudad, donde no hay problema en instalar altas torres para las antenas.

Para enviar la señal desde el estudio hasta la Planta o centro de transmisiones. Necesitamos un equipo que la mande y un receptor que la reciba. A este conjunto de transmisor (TX) y receptor (RX), con sus antenas respectivas, lo llamamos Radio Enlaces.

4. EQUIPOS MOVILES

Tradicionalmente, y por delante de los otros medios, la radio ha sido y es callejera.

La radio está viva, por eso no puede quedarse dentro de los estudios. Un partido de fútbol, una marcha ciudadana o las fiestas populares son buenos motivos para hacernos presentes en las calles y reportar desde el lugar de los hechos.

Además, cada día aparecen nuevos equipos técnicos que nos facilitan esta labor. Vamos a conocer algunos.


a). Unidades Móviles

Son los equipos más usados y que ofrecen mejores condiciones para las transmisiones en exteriores. Recomendables si vamos a estar parados en el mismo lugar y transmitir por largo tiempo.

Aunque son equipos que rondan los dos mil dólares, es conveniente hacer un esfuerzo e invertir en una de estas maletas móviles.

El conjunto consta de la unidad móvil remota, una antena para enviar la señal y otra para recibirla en los estudios, y el equipo de recepción que procesa la señal y la manda a la consola.


Las marcas más reconocidas que comercializan estos equipos son OMB y Nicom. Marti Electronics tiene también diferentes dispositivos para transmisiones móviles.


b). Walkie-Talkie

Es el nombre familiar de los transmisores de mano. Pequeñas unidades para comunicarnos con los estudios y mandar nuestros reportes desde la calle.

Son útiles para conexiones de corta duración y para la comunicación interna de los miembros de la radio sin necesidad de gastar en llamadas a celular.

El alcance de la señal es limitado. La mayoría de los equipos tienen una cobertura entre 5 y 10 kilómetros.

Hay modelos para conectar al vehículo con mayor alcance. También puedes probar a instalarlos en una moto y transmitir maratones o carreras de ciclismo.


Las marcas más conocidas son Motorola, Icom y Yaesu.


c). Celulares

Hoy por hoy, los reyes del reporte. Su uso se ha extendido muchísimo por su comodidad. Son de pequeño tamaño, no hay que hacer instalación de ningún tipo para transmitir y tienen cobertura en casi todos los lugares.

El mayor inconveniente es el costo de la llamada. En todos los países llamar a un celular es caro y realizar largos reportes por estos aparatos puede resultar ruinoso.

Existen en el mercado unas pequeñas cajas de conexión a las que podemos conectar el celular, un micrófono y los audífonos. De esta forma enviamos nuestras corresponsalías con mayor comodidad y calidad. Solydine tiene varios modelos.


Este es a grandes rasgos los equipos necesarios para el proceso de transmisión. Pero regresemos a la señal que tenemos en el estudio. Dicha señal de audio es muy débil. Son ondas muy pequeñas que no llegan muy lejos. Por eso, necesitamos montarlas en algún vehículo que sí pueda transitar por los cielos a grandes distancias.

Lo que hacemos es “subir” la señal de audio en una especie de autobús. A esta onda-autobús se la conoce cómo portadora. Y el proceso de sumar una señal a otra es la modulación.

Se puede modular la señal de audio en amplitud (Amplitud Modulada – AM) o en frecuencia (Frecuencia Modulada – FM).

La suma de las dos señales (la de audio o moduladora y la portadora) es la Radiofrecuancia (RF) que enviamos al aire.

Los radio receptores están preparados para recibir señales de radiofrecuencia en los rangos que antes vimos, ya sea AM o FM.

Dentro de esos equipos hay un demodulador que separa la señal recibida en dos. Desecha la portadora y se queda con la señal de audio que es, en realidad, lo que hemos generado en los estudios: el locutor hablando, la última bachata de moda, las noticias de las doce…

Todo este proceso se hace en milésimas de segundo. Por eso, prácticamente no hay diferencia de tiempo desde que la locutora habla hasta que la escuchamos.

Así viajan las ondas, aunque con diferencias entre la AM y la FM.
Un viaje que puede ser de diferentes formas. Veamos las más conocidas.

FRECUENCIA MODULADA (FM)

Este tipo de transmisiones son las más usadas actualmente. La mayor parte de emisoras que existen en el planeta son de FM. Se estima que por cada emisora AM hay al menos 5 en FM.

AMPLITUD MODULADA (AM)

Cada vez son menos las radios que optan por transmitir en este sistema, aunque su alcance es mayor que las FM.

COSTOS:
Es bastante más barato instalar una radio FM que una AM. Éstas últimas tienen costos mayores, ya que los transmisores son más elaborados y como vimos en el pasado radioclip la instalación de la antena es más compleja.

En cambio, una antena y un transmisor de FM pueden ser construidos con nuestras propias manos e incluso los equipos comerciales son mucho más económicos que los de AM.


Termina aquí este recorrido por los equipos y condiciones básicas para montar una emisora de radio.

¿Te quedaste con dudas?... ¡Pues escríbenos al aymaradigital@gmail.com!
 
Escríbeme
Para más información